traductor para el blog blogger web

domingo, 4 de noviembre de 2012

El violador infernal (1988)


La posmodernidad parió a la vulgaridad. En la época premoderna se aceptaban criterios de desigualdad: genealogías, castas, estamentos, credos, ideologías, etnias, clases sociales, educación, prestigio intelectual y moral. La cultura tenía fundamentos metafísicos y los hombres no todos eran tenidos por iguales.
Todo saltó por los aires cuando de la mano de la finitud y la igualdad llegamos a la democracia. Se borraron las fronteras entre lo culto y lo inculto, lo digno y lo indigno, entre el vulgo y la élite. La democracia comenzó a dar culto al subjetivismo y dio cobijo desde un principio a la vulgaridad. Pero no nos equivoquemos, la vulgaridad fue el final de un largo y costoso proceso de un nuevo hombre, el posmoderno, que llevaba a sus últimas consecuencias la universalización de los derechos de todo ser humano, perteneciera o no al vulgo.  El legado de aquella conquista fue el espectáculo de una liberación masiva de la individualidad del hombre por encima de cualquiera otra consideración. Se comenzó a defender el derecho a la vida de cualquier tipo de espontaneidad, por tener a la individualidad como valor supremo Son muchos los que defendieron que tenía el mismo derecho a existir la vulgaridad como los más elevados productos culturales, porque en el fondo tenían la misma dignidad. Toda la conquista del hombre posmoderno como garante de la defensa de la convivencia con la vulgaridad, se puede resumir en la sentencia del pensador Javier Goma: “llamo vulgaridad a la categoría que otorga valor cultural a la libre manifestación de la espontaneidad estético-instintiva del yo”

La realidad actual nos desvela a una nueva persona vulgar que se caracteriza por una especial locuacidad y por afrontar las situaciones con una mezcla de confianza y desprecio, que se traduce en una excesiva familiaridad en el trato con todas las personas y todas las situaciones.

Estuve pensando en la palabra correcta con que se podría describir esta película y creo que la más óptima es VULGAR. El Violador Infernal, aparte de tener un nombre completamente acertado, es una película 100% vulgar. Sus diálogos llenos de modismos y garabatos sin pelos en la lengua, escenas de violaciones y violencia muy explicitas y fuertes, hay hasta necrofilia!, intento ser una película seria y chocante estilo los “video nasties” de los 70s como "La Ultima Casa a la Izquierda" (1972), o "I Split on your Grave" (1978) pero claramente no salio. toda la mala onda se corta con diálogos ridículos y situaciones que son realmente de comedia.

100% recomendable, les prometo que se van a pasar un momento muy entretenido.

Trailer (primeros 9 minutos):


Datos tecnicos:

*Titulo original:  El violador infernal
*Año:
1988
*Genero:  Explotation, terror, clasico

*Idioma:   Español
*Tamaño: 692,56 Mb

*
Formato: AVI
*Servidor: DepositFiles (8 partes)
*Calidad De Imagen: Exelente calidad
*Reproductor Recomendado: Descargar Real Alternative

Enlace de descarga:

Para ver online... dale "Play" 



Esta publicacion particpa en el "Festival de cortometrajes y cine blogger" de FilmFocus.