traductor para el blog blogger web

jueves, 13 de octubre de 2011

Crash (1996)


James Graham Ballard publicó su novela Crash en 1973. No la he leído, pero las informaciones indican que la obra es prácticamente intraducible en imágenes; una vez vista la versión de Cronenberg, la película es prácticamente indescriptible en palabras.
Es sorprendente cómo, partiendo de una obra ajena, Cronenberg, una vez más, la trasladó a su mundo personal, tal como había hecho anteriormente con La mosca (1986), Inseparables (1988), The Naked Lunch (1991) y M. Butterfly (1993, previos originales literarios o teatrales). También entronca con su primera etapa de cine fantástico, pues Cronenberg es un realizador en constante evolución pero siempre coherente con su percepción del mundo como artista; en Crash se perciben impactos visuales de Videodrome (1983), de La mosca, de Inseparables, de The Naked Lunch. De hecho, partiendo de una novela no fantástica de un escritor especializado, más o menos, en el género, Cronenberg ha efectuado una película sugestivamente irreal, una prueba más de que una obra es fantástica por la perspectiva con que se narra, no por sus mecanismos narrativos. Y Crash es cine fantástico cien por cien.
En un mundo que casi parece extraído de una pesadilla kafkiana -y que recuerda el Montreal asolado por la plaga de Rabia (2009)-, el matrimonio formado por el productor de cine James Ballard y Catherine viven su relación acostándose con otras personas y después contándose sus experiencias mientras realizan el acto; de este modo, prosiguen la relación con los demás, una vez comprobado que ellos, por sí mismos, no se estimulan lo suficiente. En un accidente automovilístico que sufre James, conoce a Helen y ella lo introduce en un mundo de fascinación por los accidentes, los coches, los cuerpos doloridos, llenos de cicatrices e imposibles aparatos ortopédicos, tan desquiciados como el material quirúrgico de Inseparables. Ello re-conduce la relación entre James y Catherine, al tiempo que el primero va introduciéndose más y más en unos afectos basados en el sadomasoquismo y donde la unión entre lo orgánico y lo mecánico es la sublimación del acto sexual. En realidad, tanto James como Helen, Vaughan (la pareja de Helen) o Gabrielle (una enigmática lisiada que vive con Vaughan y Helen y se acuesta con ambos) están haciendo el amor con los automóviles, no con las personas con las cuales fornican dentro de los vehículos. Y el orgasmo es una colisión entre coches, de ahí que tras ser Vaughan sodomizado por James, el primero embista su vehículo contra el del segundo, intercambiando de ese modo los roles; véase lo significativo que todos los actos sexuales que aparecen en el film sean de penetración por detrás, lo que los equipara a la embestida de un coche contra el vehículo que tiene delante.
Crash es, en suma, una composición que ofrece infinidad de visiones, lecturas e interpretaciones, un film desasosegador, inquietante y excitante (no en el sentido sexual, sino en el intelectual). No es una película para todos los paladares, pero es una obra maestra.
La película sufrió iras censoras en todo el mundo, y en Inglaterra se prohibió su estreno. En Estados Unidos fue amputada, y en España se vio la versión íntegra. Con todo, el final fue cambiado: tras el accidente final, James y Catherine hacían el amor mientras el coche ardía, y después reposaban, ella mostrando su desnudo, y la cámara iniciaba un movimiento de retroceso.

Capturas:
Datos tecnicos:

*Titulo original: Crash
*Año:
1996
*Genero: 
Sexplotation, clasico, fantastico
*Idioma: Español
*Tamaño:
 431 Mb
*Formato: FlV

*Servidor:  Mega
*Calidad De Imagen: Excelente Calidad          
*Reproductor Recomendado: Descargar Real Alternative

Descarga directa: 

Mega

Para verla online... dale click AQUI