traductor para el blog blogger web

lunes, 25 de abril de 2011

La fabrica (cuento)


Venias de la calle.
Con el cansancio y el miedo que provoca el trafico de hoy.
Respiraste frente a mi puerta,
con el puño alzado dudaste por ultima vez.

Tirado en la cama

mi cabeza vagaba muy lejos esperando encontrar algo,
intentar huir de este planeta.
Abandonar todo sin mirar atrás, porque no hay nada que ver.

Fueron dos golpes, fuertes y firmes.

Con el hastío de los años perdidos me levante lentamente.
La puerta separaba dos mundos;
de un lado un corazón palpitaba, esperaba, creía.
Del otro, del otro lado nada, solo el vacío y yo.

Abrí la puerta y todo cambio.

La oscuridad de la habitación desapareció.
Los muebles proyectaban sus sombras contra la pared
y mi cuerpo desaparecía en tu halo luminoso.
No dije nada, solo mire tu boca que pregunto, amenazante:
" ¿Me amas? "

Mis piernas se quebraron, el estomago estallo

y mi garganta se hizo un nudo.
En el cerebro todos corrían de un lado a otro;
como en una fabrica en estado de emergencia,
buscando la solución al problema.

Sin encontrar respuesta lógica solo quedaba una salida.

Buscar allí donde debía estar,
donde pocas veces había entrado a preguntar,
tal vez por miedo a encontrarme a mi mismo.
Y mi corazón contesto, con alivio:
" ¡ Si te amo! "