traductor para el blog blogger web

miércoles, 20 de abril de 2011

El arbol de fuego (cuento)


Se arrastraba, lo arrastraba.

La semilla caia, casi sin querer, desde un carro tirado por dos burros.
Empujada por las ruedas se enterro en el camino.
Meses de sequia consumieron su orgullo con las lluvias broto su espiritu.
Fuerte, segura, la rama ganaba el cielo rasgando las nubes.
...
Por la noche la calma de los murcielagos era interrumpida por los cazadores.
Entre las ramas del arbol buscaban una mitologica criatura que devoraba hombres.
Quienes eran tocados por esta bestia se convertian en bestias.
Fortaleciendose con la sangre humana, proclamaban la vida eterna.
Bestias, alienados de la sociedad que los crio, educo, odiando a quienes los amaron y finalmente destruyendolos o convirtiendolos en iguales, a la fuerza.
Bestias, esta noche moriran entre las ramas de este frondoso.
La muchedumbre rodeo el arbol, las antorchas blandian sus lenguas hacia el cielo pardo.
El arbol grito, primero de miedo. luego de dolor, al darse cuenta que las llamas estaban sobre su corteza.
La bestia al encontrarse atrapada en la copa, herida de muerte, tomo vuelo hacia la ciudad.
Pensaba refugiarse en las sombras de las murallas, los hombres les siguieron con sus gritos, lanzas y antorchas.
La bestia caeria esta noche.
Miraba por ultima vez las lejanas murallas, los hombres enfurecidos.
La tierra que lo cobijo durante tanto tiempo lloraba.
Lloro el hombre a lo lejos y monto en su caballo para socorrerlo, aun sabiendo que no llegaria a tiempo. Lloro el conejo, lloraron los pajaros... y por fin el impavido lloro.
Del cielo cayeron gotas comonunca habian caido.
El arbol moribundo esboso una sonrisa al ver a su amigo enjugarse las lagrimas a sus pies.
Tantas veces este carpintero habia dormido a su sombra, rasgado su corteza en nombre del amor, trepado alegre en sus ramas... ahora en llamas.
Tomo el hacha y entre gritos de dolor y bornca tumbo al arbol hermano.
Lo arrastro hasta su casa, dejando tras de si una linea de savia.
Mientras perdia su liquido vital, su alimento, su sangre, miraba como el sol rayaba el cielo.
Pero para el cayo la noche, con ella la oscuridad y el frio de la muerte.
...
Se arrastraba, lo arrastraba.
Dando tumbos entre la gente, la bestia recibia los golpes de la muchedumbre, que lo rodeaba en cortejo.
Cayo varias veces antes de llegar al lugar, le dolia todo el cuerpo y ademas, sobre si, aquel pesado madero.
Se elevo por encima de la muchedumbre, justo antes de la redencion.
Entre el llanto, la risa y el murmullo ensordecedor.
Golpeo el metal el metal y este atravezo la mano; la sangre broto y el madero sediento de vida la tomo.
La lanza rasgo el costado y el aliento corrio por las lineas del madero.
La bestia murio a las tres de la tarde y la noche cubrio el lugar.
Para el madero era el nuevo dia,otra vez la luz.
Del arbol el despertar.
La madera marron ahora era verde y del brazo izquierdo asomaba el brote de una hoja.
Mientras la sangre se escurria, el arbol vivia en el madero y la bestia moria en el cristo.

2 comentarios:

Nini Galindo dijo...

Muy bonito cuento Sander, continúa asi...aqui de "chusma" viendo tu blog, esta muy bueno. Besos

Hades dijo...

muchas gracias nini y de chusma nada jajjaja es importante para mi que a gente tan dulce como tu le gusten mis cuentos. gracias amiga