traductor para el blog blogger web

miércoles, 15 de enero de 2014

Reporte especial: Parafilias


La parafilia (del griego παρά, pará: ‘al margen de’, y φιλία, filía: ‘amor’) es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer no se encuentra en el coito propiamente dicho, sino en alguna otra cosa o actividad que lo acompaña.


A partir de 1987 la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (American Psychiatric Association) eliminó el término "perversión" del DSM y de la terminología psiquiátrica mundial, desde ese momento se tratarian de "parafilias".


Las consideraciones acerca del comportamiento parafílico dependen de las convenciones sociales imperantes en un momento y lugar determinados. Ciertas prácticas sexuales, como el sexo oral o la masturbación, fueron consideradas parafilias hasta mediados del siglo XX, aunque hoy en día se consideran prácticas no parafílicas (siempre que la actividad del sujeto no se limite únicamente a ellas). Por ello resulta imposible elaborar un catálogo definitivo de las parafilias.


Las definiciones más usuales recogen comportamientos como el sadismo, el masoquismo, el exhibicionismo, el voyeurismo, la zoofilia, la coprofilia, la necrofilia, el fetichismo y el frotismo.


Cabe destacar que la práctica de algunas conductas sexuales inofensivas aunque poco comunes no implica una parafilia por si mismas.

Por ejemplo cuando;

.Estas prácticas sexuales no sean la única forma con la cual la persona alcanza goce sexual y puede obtener un orgasmo, sino que sean sólo una forma de sexo casual, voluntaria y no indispensable para la práctica sexual; por ejemplo, una pareja que practica el sadomasoquismo ó la asfixiofilia con cierta regularidad, pero pueden sostener otro tipo de relaciones sexuales si así lo desean. En estos casos el fetiche se convierte únicamente en una práctica erótica que "condimenta" la relación, pero no en la relación en si misma.


.Si estas prácticas sexuales no causan daño físico, psicológico, económico, etc., a la persona que la practica o a las personas que están involucradas en la práctica. Se torna patológica cuando afecta nocivamente de forma objetiva la vida de la persona practicante, de quienes la rodean o de la sociedad en general. Como ejemplo podriamos decir que: un sádico sexual es inofensivo en tanto que sus parejas, adultas voluntarias, participen consentidamente del acto sexual con las medidas de seguridad adecuadas. Se torna peligroso y parafílico cuando el sádico está descontrolado y se aboca a violar y torturar víctimas indefensas.

Cuando los involucrados son personas conscientes y voluntarias que participan del acto de forma consensuada. Esto, naturalmente, es imposible en algunas parafilias claramente transgresoras donde el objeto de placer no está en condiciones de dar su aprobación y la relación sexual siempre le causa daño; por ejemplo: la pedofilia, la zoofilia, el froterismo y la somnofilia.

Podemos decir entonces que no toda práctica erótica poco tradicional es una parafilia. Se torna como tal cuando deja de ser saludable y controlable por el individuo ó cuando es evidentemente destructiva o ilegal. Aquel que guste de esposar a su pareja a la cama de vez en cuando no es parafílico como si lo sería aquel incapaz de tener relaciones si la persona no está esposada a la cama.


Origen de las parafilias


Diferentes teorías se han postulado respecto a las posibles causas de las parafilias, especialmente porque se han registrado parafilias de todo tipo, algunas hasta por objetos y circunstancias claramente no sexuales.


El sexólogo Magnus Hirschfeld considera que la atracción sexual siempre se desarrolla con base a diferentes estímulos individuales del medio. En este sentido todo ser humano tiene "parafilias" ó "fetiches" normales y saludables como sería un hombre que siente preferencia hacia las rubias por sobre las pelirrojas ó hacia las delgadas por sobre las gordas, y viceversa. Estos patrones sexuales pueden incluir no sólo aspectos físicos sino objetos (ropa, lencería, uniformes, etc) para Hirschfeld el fetiche se torna patológico cuando se sobrevalora uno de estos objetos individuales (como, por ejemplo, los zapatos)


El psicoanalista Donald Winnicott consideraba el origen de los fetiches y parafilias en el objeto de transicion. La tenencia de objetos de transicion es normal y sana en casi todos los seres humanos durante su niñez, pero en algunos casos se torna sexual. En todo caso la teoría del psicoanálisis considera que cualquier trauma infantil puede producir un impacto en el inconsciente que posteriormente se traduciría en una práctica neurótica ó perversa; a esto se lñe llama proyección de la libido.


Para algunos conductistas las parafilias y fetichismos son producto del condicionamiento clásico, cuando una persona está expuesta a una práctica sexual específica asociándola a un objeto, sujeto ó circunstancia de forma tal que la gratificación sexual se asocia a este condicionamiento. Es decir, de forma similar a como Iván Pávlov logra que un perro asocie el sonido de una campana con alimento y esto hace que el perro salive, un fetichista es alguien que está condicionado para creer que un látigo en la espalda produce placer sexual.


La teoría de que las parafilias surgen por abusos sexuales no está del todo probada y se considera coloquial. La idea de que todos los pedófilos fueron abusados cuando eran niños no está del todo comprobada, aunque se han encontrado correlaciones entre personas que sufrieron abuso sexual y luego repitieron este abuso en otros, aun así ni todos los abusadores fueron abusados ni todos los abusados se vuelven abusadores. No obstante, en efecto, el psicoanálisis postula que los traumas infantiles pueden generar conductas patológicas posteriores, como la compulsión por repetición que podría explicar algunas parafilias. Algunos psicoanalistas incluso postularon teorías respecto a la correlación entre estímulos sexuales tanto placenteros como traumáticos en determinadas etapas del desarrollo psicosexual con ciertas parafilias; por ejemplo, el sadomasoquismo estaría en relación con la fase anal, ya que el sadomasoquista encuentra placer en el control y la fase anal es aquella donde el niño obtiene goce erótico al lograr controlar su cuerpo, y así sucesivamente.


Este es un pequeño listado de algunas de las parafilias mas conocidad (y otras no tanto).

Descubran cuales son sus parafilias... porque en el fondo todos somos medio enfermitos!

Abasiofilia: La excitación sexual sólo se produce cuando la pareja es coja.


Acomoclitismo: Excitación por los genitales depilados.


Acrofilia: Personas que se excitan sólo cuando sus parejas son muy altas.


Acrotomofilia: La persona se excita al ver una amputación, usualmente de un brazo o una pierna completos.


Actirastia: Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.


Acucullofilia: Excitación sexual por los penes circuncidados.


Adolescentismo: La persona se excita personificando la vestimenta y el comportamiento de un adolescente.


Agonophilia: Excitación proveniente de una lucha con la pareja.


Agorafilia: Atracción por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.


Agrexofilia: Es el placer que te produce saber que eres escuchado mientras mantienes relaciones sexuales.


Albutofilia: Excitarse sexualmente al pensar en baños o duchas calientes.


Algofilia: Excitación producida por el dolor (Se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico).


Alopelia: experimentar un orgasmo sólo viendo a otros teniendo una relación sexual.


Alorgasmia: excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.


Altocalcifilia: Fetichismo por los zapatos de tacón alto.


Alveofilia: Atracción por tener relaciones sexuales en una bañera.


Alvinolagnia: Atracción sexual sólo por los estómagos.


Amaurofilia: Pasión por las parejas ciegas o con los ojos vendados.


Amelotasis: Atracción sexual hacia personas con ausencia de algún miembro.


Amiquesis: Excitación sexual al rascar a la pareja durante el acto sexual.


Amokoscisia: Excitación por el deseo de castigar a la pareja sexual.


Amomaxia: Excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.


Anastimafilia: Es la atracción por personas gordas.


Androginofilia: Atracción por personas andróginas, es decir, de aspecto masculino o femenino poco diferenciado.


Androidismo: Excitación con muñecos o robots con aspecto humano.


Andromimetofilia: Atracción sexual hacia las mujeres que se visten o se comportan como hombres.


Anisonogamia: atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.


Antolagnia: Excitación por oler flores.


Anisonogamia: Es la atracción por las personas mucho mas mayores o mucho mas jóvenes.


Apotemnofilia: La persona se excita teniendo una parte de su cuerpo amputada, ya sea por ellos mismos o por alguien más. El recuerdo de la amputación puede servir para excitarlos por años. Es el acto de tener una extremidad amputada lo excitante; por ende, ellos deben estar despiertos durante el proceso.


Aracnofilia: Juego sexual con arañas


Asfixiofilia (estrangulación erótica): el estímulo es estrangular, asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual, con su consentimiento y sin llegar a matarla.


Astenolagnia: Atracción por la humildad, la humillación o la debilidad sexual ajena.


Audiolagnia: El estímulo principal proviene de la audición.


Autoagonistofilia: A diferencia del exhibicionismo, en el que la persona intencionalmente expone sus genitales a un extraño confiado, en esta parafilia la persona crea situaciones en las que otras personas pueden verlo desnudo si la persona lo desea. Por ejemplo, sería como dejar tus cortinas abiertas y caminar por la casa desnudo con la esperanza de que alguien pueda espiar por las ventanas. Es el pensamiento de que alguien podría estar viendo lo que es sexualmente excitante.


Autoasesinofilia: La persona se excita poniéndose a sí misma en situaciones en las que podría ser asesinada. Ellos realmente tienen que sentir que están en peligro para poder excitarse sexualmente. Desafortunadamente, muchos de ellos son asesinados en el proceso.


Autoasfixiofilia: El estímulo es ser asfixiado durante el acto sexual.


Automisofilia: Atracción por ser ensuciado o corrompido.


Autonepiofilia: Es lo mismo que Infantilismo.


Autopederastia: Encontrar sólo placer introduciendo el pene en su propio ano. ... (WTF!! eso fisicamente es imposible  )

Autoungulafilia: Conseguir placer rascándose sus propios genitales.(jaja yo conozco a muchos de esos)

Avisodomía: Relación sexual con aves.


Axilismo: Masturbación dentro de la axila de la pareja.


Barosmia: Excitación por el olfato.


Basoexia: Excitación sólo producida por los besos.


Belonefilia: excitación producida por el uso de agujas.


Biastofilia: Aquellos que sólo se excitan sexualmente cuando asaltan a alguien contra su voluntad.


Blastolagnia: Persona atraída por mujeres muy jóvenes.


Bukkake: Excitación sexual sólo cuando le eyaculan encima.(hay mucho vídeos de eso... todos hemos visto alguno)


Candalagnia o candaulismo: Ver a la pareja copulando con otra persona.


Capnolagnia o capnogalia: Excitación sexual producida por ver la manera en que la otra persona fuma.


Catafílico: La excitación sexual se produce sólo cuando el hombre se somete a su pareja.


Cateterofilia: La persona se excita con la inserción de un catéter.


Chezolagnia: Sólo logra excitarse al masturbarse durante la defecación.(eso debe de ser complicado no?)


Choreofilia: Excitación sexual al bailar. (jaja... regetofilia)


Cinofilia: Excitación al tener relaciones sexuales con perros.


Ciprieunia: Excitación sólo con prostitutas.


Clastomanía: Obsesión por romperle a la pareja la ropa que lleve puesta.


Clismafilia: La excitación depende de recibir un enema.


Coitolalia: Excitación producida al hablar durante el acto sexual.(mientras te la meto dime como te fue el día de hoy  )


Consuerofilia: Coserse zonas de la piel con aguja e hilo para obtener placer sexual.


Coprofagia: La persona se excita comiendo e ingiriendo heces humanas.


Coprofemia: Placer sexual proveniente de decir obscenidades en público.


Coprofilia (coprolagnia): El uso de excremento en la práctica sexual (ya sea observando cómo defeca otra persona o untándose excremento sobre el cuerpo).


Coprofilia: Embadurnarse de heces humanas a sí mismos o ser embadurnados por alguien más les causa excitación.


Coprolalia: Estimulación sexual mediante el uso de malas palabras.


Coreofilia: Excitación a través del baile erótico.


Cratolagnia: Excitación provocada por la fuerza de la pareja.


Cremastisofilia: El gozo sexual cuando le roban a uno.


Crematistofilia: Esta persona solo puede excitarse si es chantajeada o pagada por hacerlo.


Criptoscopofilia: Excitación al contemplar la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.


Cronofilia: Atracción de personas jóvenes por personas de más edad.


Crurofilia: Atracción sexual por las piernas.


Cyesolagnia: Excitación sexual sólo con embarazadas.


Dacryfilia o dacrilagnia: Excitación sexual por ver lágrimas en los ojos de la pareja.


Dendrofilia: Atracción sexual hacia los árboles y las plantas, incluyendo su uso como objetos sexuales. (ves ases árbol que esta ahí?... ya me lo cogí )


Doogging: Excitación sexual al ser observados practicando sexo en coches.


Dorafilia: Excitación sexual al tocar pieles animales, sintéticas o de cualquier otro tipo.


Dysmorfofilia: Atracción hacia personas deformadas (mastectomizadas, jorobadas, etc.).


Ecdemolagnia: Excitación proveniente de viajar o estar lejos del hogar.


Ecdiosis: La excitación sólo se produce al desnudarse ante desconocidos.


Efebofilia o Hebefilia: La atracción sexual de una persona madura hacia un adolescente entre 13 a 18 años.


Electrofilia (electrocutofilia): La excitación sólo e produce al usar suaves choques eléctricos durante la práctica sexual.


Elefilia: Obsesión sexual por los tejidos.


Emetofilia: Excitación sexual proveniente del acto de vomitar.


Enditofilia (endytophilia o enditolagnia): La excitación sólo se produce al ver a la pareja vestida.


Erotofonofilia: Excitación al realizar llamadas telefónicas utilizando lenguaje erótico.


Erotolalia: Estimularse sexualmente solamente hablando acerca de sexo.


Escopofilia (escoptofilia, escoptolagnia o mixoscopía): La excitación dependerá de mirar abiertamente a otras personas en el acto sexual (no subrepticiamente como en el voyeurismo).


Espectrofilia: Excitación producida por la imagen en el espejo.


Estigmatofilia: Excitación ante tatuajes, agujereamientos (píercing), sacrificios o cicatrices.


Exofilia o neofilia: Excitación sexual ante lo inusual o bizarro (todos aquí padecemos esto  )


Falofilia: Atracción por los penes grandes.


Flatofilia: Excitación proveniente del olor de los gases intestinales propios o de la pareja.


Formicofilia: Excitación causada por tener insectos escarbando en los genitales.


Fratrilagnia: Atracción por las relaciones sexuales incestuosas. Excitación al imaginar el sexo con su hermano.


Frotismo (froteurismo): La persona obtiene placer sexual únicamente refregando sus genitales contra personas desconocidas.


Fúrtling: Excitarse metiendo un dedo a través de un agujero cortado en la zona genital de una foto o dibujo.


Gerontofilia: Atracción sexual de una persona joven por un hombre de edad mucho mayor.


Gerontofilia: La persona solo se excita con personas mucho mayores. Debe haber al menos 15 años de diferencia entre sus edades.


Gimnofilia o nudomanía: Excitación por la desnudez.


Ginemimetofilia: Atracción sexual hacia los hombres que se visten o se comportan como mujeres.


Gomfipotismo: Excitación provocada por los dientes.


Grafolagnia, iconolagnia o pictofilia: El estímulo se produce sólo ante fotos o cuadros eróticos.


Gregomulcia: excitación por ser manoseado por una persona desconocida en una multitud.


Graofilia: La atracción de jóvenes por mujeres maduras.


Harpaxofilia: Experimentar placer al ser robado.


Hemotigolagnia: Atracción sexual por los tampones usados.


Hibristolfilia: La persona se excita teniendo relaciones sexuales con un criminal convicto.


Hierofilia: Atracción sexual por las cruces.


Hifefilia: La excitación dependerá de la posesión de algún objeto ajeno, ropa, cabellos, piel, etc.


Higrofilia: Excitación producida por cualquier tipo de fluido corporal.


Hipoxifilia: Lo mismo que la Asfixiofilia.


Hirsutofilia: Atracción por el vello.


Iatronudia: Excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.


Infantilismo: Vestirse como un infante y caracterizar el papel de un niño menor de dos años es sexualmente excitante. Esto puede incluir eliminar el vello corporal parcial o totalmente y contratar una enfermera o nana para cuidar de uno.


Ipsofilia: Excitación sólo por uno mismo. No es lo mismo que masturbación, donde el objeto sexual puede ser una persona presente, una fotografía o una fantasía.


Jactitafilia: Excitación producida por el relato de las propias hazañas sexuales.


Keraunofilia: Placer sexual por los rayos y truenos.


Kleptofilia: Similar a la cleptomanía, la Kleptofilia resulta de la excitación sexual de robar, no sólo buscar aventura.


Lactafilia: Excitación por los pechos en periodo de amantamiento.


Latronudia: Excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.


Lectolagnia: La única excitación proviene de la lectura de textos de contenido erótico.


Maofilia: el único estímulo son las personas grandes o rollizas.


Maieusiofilia: Atracción por mujeres embarazadas.


Masoquismo (duololagnia): Placer ligado a la propia humillación o sufrimiento físico (cachetadas, latigazos, pellizcos) o moral (humillación). Se diferencia de la algomanía por la presencia del componente erótico.


Matronolagnia: Excitación sexual provocada sólo por mujeres mucho más mayores.


Melolagnia: Excitación sexual provocada por la música (no necesariamente tiene que ser eróticas).


Merintofilia: Excitación sexual provocada por estar atado.


Microfilia: Atracción sexual por las personas pequeñas o enanas


Microgenitalismo: Excitación por los penes pequeños.


Misofilia: La persona se excita mediante suciedad, barro o porquerías.


Mixofilia: La persona gusta de ver a su pareja o a sí misma en plena actividad sexual. Usualmente esto significa verse a sí mismos en un espejo.


Morfofilia: fijación sexual en personas con ciertas características físicas (sólo rubios, sólo gordas, etc.)


Morfofilia: Las formas y tamaños peculiares del cuerpo son excitantes para la persona, tal como los gordos, los chatos, los enanos, etc.


Moriafilia: Excitación provocada por chistes sexuales.


Nafefilia: Excitación por tocar o ser tocado.


Narratofilia: Excitación sexual sólo al escuchar narraciones eróticas.


Necrofilia: Atracción sexual por los cadáveres.


Nepiofilia: La persona se excita con infantes que están en el rango desde recién nacidos hasta dos años de edad.


Ninfofilia: Atracción sexual de un adulto por una adolescente.


Nosolagnia: Excitación proveniente de saber que la pareja tiene una enfermedad terminal.


Oclofilia (ochlofilia): Excitación ante una multitud de personas reunidas.


Odaxelagnia: Excitación al morder o ser mordido por la pareja.


Odofiliia: Excitación producida por los viajes.


Ofidiofilia: Excitación provocada por serpientes.


Olfatofilia: La persona se excita con los olores corporales. Usualmente insertan sus dedos en el ano, la vagina, etc. y lo huelen durante el sexo.


Omolagnia: Excitación provocada por la desnudez.


Ondinismo, Urofilia: La única excitación proviene de orinar o ser orinado por la pareja.


Ozolagnia: Excitación sexual por olores fuertes.


Partenofilia: Atracción sexual por las vírgenes.


Pediofilia: Atracción sexual por las muñecas.


Pedofilia: Atracción hacía los menores.


Picacismo: Excitación sexual al introducir alimentos en alguna de las cavidades del cuerpo con el fin de que la pareja los recupere con la boca. (seee... quien no se a metido un plátano en la vagina para que la pareja se lo coma  )


Pictofilia: La persona se excita al mirar películas pornográficas.


Pigmalionismo, agalmatofilia, galateísmo o monumentofilia: Atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos.


Pigofilia: Excitación por el contacto con las nalgas.


Pigotripsis: Excitación por rozar o masajear las nalgas.


Polyiterofilia: Personas que necesitan tener una serie de parejas sexuales consecutivas antes de conseguir el orgasmo.


Psicrofilia: Excitación debida al frío o a ver a personas con frío.


Pubefilia o ginelofilia: Excitación producida al contemplar vello pubiano.


Pungofilia: Necesidad de ser pinchado con el fin de obtener placer sexual.


Quinunolagnia: Excitación sexual por ponerse en situaciones de peligro.


Rabdofilia: Excitación al ser flagelado.


Raptofilia: La persona se excita con la idea de ser violada. Esto es ensayado y planeado con tiempo por un compañero. La persona no quiere ser violada por un extraño realmente. (la fantasía sexual de muchas :9 )


Renifleurismo: Excitación debida al olor de la orina.


Retifismo: Fetiche por los zapatos.


Sadismo: Experimentar placer erótico al provocar dolor físico o humillación en la pareja. Se diferencia de la algolagnia por la presencia del componente erótico.


Salirofilia: Excitación al ingerir la saliva de la pareja.


Saliromanía: Ensuciar o dañar la ropa de la pareja.


Simforofilia: La persona se excita con los desastres naturales. (HHOOO si un tsunami hoo me vengo!!!! WTF!!)


Somnofilia: La persona solo puede mantener la excitación sexual teniendo sexo con alguien que duerme.


Stigmatofilia: Los piercing corporales y los tatuajes, mas no los aretes, son sexualmente excitantes.


Sudorofilia: Atracción por el sudor de la pareja.


Tafefilia: Excitación proveniente de ser enterrado vivo.


Telefonismo: La persona se excita al hablar obscenidades por teléfono o al oír pensamientos lujuriosos.


Thlipsosis (zlipsosis): Excitación proveniente de los pellizcos.


Toucherismo: La atracción sólo se produce al tocar personas desconocidas.


Triolismo: La excitación depende de observar a la propia pareja teniendo relaciones con una tercera persona.


Tripsofilia (tripsolagnia): Excitación por ser masajeado o por hacerse lavar el cabello.


Vampirismo: Excitación sexual proveniente de la extracción de sangre.


Vincilagnia: Excitación por hacerse atar.


Voyeurismo: Excitación al ver a otras personas dedicadas al acto sexual de manera subrepticia.


Xenofilia: La excitación sólo se produce ante parejas de distintos países.


Zoofilia (bestialismo): La excitación sexual se produce solamente con animales.