traductor para el blog blogger web

jueves, 16 de agosto de 2012

El ansia (1983)


Esa noche de invierno de 1983 decidio salir de su casa para ir a ver a Bauhaus, los cuales tocaban en su garito favorito. Pero antes debía arreglarse un poco para sentirse realmente bien. Como siempre, decidio vestirse de negro de los pies a la cabeza, un corpiño, unos pantalones bien ceñidos, una cómoda chaqueta con hombreras. Mientras en su estéreo sonaba “Funtime” de Iggy Pop, se pinto a conciencia los ojos con lápiz negro, luego se crepo el pelo echando mano del cepillo y una buena dosis de laca, se calzo las botas, se enfundé los guantes de látex negro, metio la cajilla de Pall Mall en el bolsillo de su chaqueta, y finalmente se puso unas gotas de "Anaïs Anaïs de Cacharel" en el cuello. Ya estaba lista para disfrutar de la noche, salio… 

Aquella misma noche, en la pista de baile, conocio a una agradable pareja. Fueron muy amables y la invitaron a cenar a su casa a la noche siguiente. "Es curioso - me dijo - lo recuerdo como si hubiese sido ayer…"

En la vida, uno se encuentra con películas que no podrá olvidar jamás, que tras verlas siente como si estuvieran dedicadas a uno mismo, como si hubieran sido creadas para su propio disfrute y deleite. Y cuando esto ocurre, te sientes embriagado por el placer del séptimo arte. “El Ansia” es una de esas películas de las que hablo.

En 1982, Ridley Scott estrena “Blade Runner”, un año más tarde su hermano pequeño, Tony Scott, trata de conseguir los derechos para adaptar a la gran pantalla la novela “Entrevista con un Vampiro” de Anne Rice, pero Scott no convence a la Metro Goldwyn Mayer (todos sabemos que sería Neil Jordan quien llevaría al cine “Entrevista con el Vampiro” en 1994), pero la compañía le insiste que realice otra adaptación literaria, la de “El Ansia” de Whitley Strieber, una novela que había sido publicada hacia muy poco tiempo.

Así fue como Tony Scott debutó con su primera película, “El Ansia” (“The Hunger” 1983), una obra cuidada hasta el mínimo detalle, en la que curiosamente Scott utilizó los conceptos visuales de diseño que había desarrollado para su anhelado proyecto de “Entrevista con el Vampiro”. La película cuenta una historia de amor y sangre, una original historia de vampiros sobre una mujer, bendecida con la belleza, pero maldecida en el amor, una mujer o tal vez diosa egipcia, que se hace llamar Miriam Blaylock a la que da vida una elegante y soberbia Catherine Deneuve, la cual convierte a sus amantes en vampiros inmortales. Unos vampiros que mientras se alimenten de sangre humana no envejecerán, pero esto solo ocurrirá mientras ella siga enamorada de ellos, si el amor se desvanece, sus amantes también lo harán, y será cuando comiencen a envejecer de manera fulminante y prematura hasta prácticamente consumirse. ¿Y actualmente quien es el amante de la vampiresa? Pues ni más ni menos que el Duque Blanco, el camaleónico David Bowie que aquí se encuentra como pez en el agua (motivo por el que seguramente nos brinda una de sus mejores interpretaciones), hasta que por cosas del amor, o más bien del desamor, su personaje comience a vivir una auténtica pesadilla, y sea consciente de que se está convirtiendo en un lastre para la sofisticada vampira, a quien un día juró amor eterno.

Pero a rey muerto, rey puesto, y acompañada de la ópera “Lakmé” de Delibes, aparecerá la inteligente y atractiva Sarah, interpretada brillantemente por una joven Susan Sarandon, y con ella llegará el escándalo, una emocionante historia de amor entre dos mujeres, que transmiten tal pasión que por momentos parece traspasar la pantalla. Pero las mujeres, vampiresas o no, son algo complicadas y semejante relación se irá transformando en un trágico desenlace.

“El Ansia” es una película que te atrapa lentamente hasta alcanzar efectos hipnóticos, como si te chupara la sangre y fueras perdiendo el sentido. Con Manhattan como telón de fondo, cortinas blancas, flashbacks, investigaciones científicas, erotismo lésbico y cámara lenta para, probablemente, una de las películas de vampiros más románticas y reflexivas que se hayan hecho en la historia del cine. Pero tengo que advertirles que ésta no es la típica película de vampiros, de hecho en la cinta no se menciona ni una sola vez la palabra “vampiro”, aquí los protagonistas son personas adultas que ni se esconden del sol, ni lucen prominentes colmillos, sino que parecen personas normales y corrientes, aunque eso si, poseedoras de un fuerte magnetismo y mucha elegancia, que no pierden las formas hasta que sienten sed, momento en el que no dudarán en mancharse de sangre hasta las cejas.

Con una atmósfera cargada y plomiza, una estética exquisita, una fotografía cuidada al detalle, recargados efectos sonoros, y un guión que habla sobre la vida, la muerte, el amor, la soledad y el egoísmo, Tony Scott demostraba que la película que había hecho su hermano hacía tan solo un año, “Blade Runner”, le había calado hasta los huesos. Hasta la fecha, Scott no ha llegado a tocar el cielo como lo hizo su hermano más allá de Orión, se puede decir que ha llevado una carrera “entretenida”, repleta de cine de acción y de un buen número de películas protagonizadas por Denzel Washington ("Hombre en llamas" 2004, "Deja vu" 2006). Personalmente creo que Tony Scott tiene mucho potencial para hacer otro tipo de cine al que nos tiene acostumbrados, claros ejemplos son “True romance” (1993) y la que nos ocupa, “El Ansia”, un cine donde lo romántico y la violencia se unen para convertirse en “cine de culto”.

Lo mejor: El principio con Bauhaus tocando el tema "Bela Lugosi’s Dead". El trío protagonista, sin olvidarnos del pequeño cameo que hace Willem Dafoe. La fotografía, los efectos de maquillaje, el momento erótico lésbico entre Catherine Deneuve y Susan Sarandon, y la banda sonora (no en vano, la banda alemana Lacrimosa utilizaría algunos fragmentos para incorporarlos a su canción titulada “Copycat”).

Lo peor: Que a algunos les parecerá lenta y pesada, aunque en mi opinión, eso forma parte su encanto. Que David Bowie apenas aparezca en la segunda mitad de la película

Trailer:

Datos tecnicos:

*Titulo original:  The hunger
*Año:
1983
*Genero: 
Terror
*Idioma:  Español (DF), ingles subtitulado español (U)
*Tamaño:  703,97
Mb (DF), 419,6 mb (M)
*Formato:  
AVI
*Servidor: DepositFiles, Uploaded 
*Calidad De Imagen: Excelente Calidad        
*Reproductor Recomendado: Descargar Real Alternative


Descarga directa: 


Ver Online:



1 comentario:

Jazmin Amaya dijo...

Muchas gracias, la estuve buscando por mucho tiempo. Saludos!